PROFESIONAL: Siguiendo el Real Decreto Real Decreto 1577/2006, de 22 de diciembre, por el que se fijan los aspectos básicos del currículo de las enseñanzas profesionales de música reguladas por la Ley Orgánica 2/2006, así como el DECRETO 241/2007, de 4 de septiembre, por el que se establece la ordenación y el currículo de las enseñanzas profesionales de música en Andalucía y en el que se aspira a cualificar a los futuros profesionales de la música, creemos que la filosofía general en estas enseñanzas debe ir enfocada a dicha cualificación y no a la enseñanza amateur. Para ello debemos desarrollar una enseñanza exigente desde el inicio en la enseñanza elemental con unos objetivos, contenidos y recursos que permitan la mejor calidad en el proceso de aprendizaje.

PERSONALIZADA: Los objetivos mínimos marcados en cada programación didáctica, y que todos los alumnos deben cumplir, van enfocados a desarrollar todos los aspectos y potencialidades de la persona, favoreciendo el desarrollo de la autonomía de cada alumno.

COORDINADA INTERDISCIPLINARMENTE: Las disciplinas educativas teóricas e instrumentales deben mantener una estrecha relación entre ellas a nivel de contenidos programados. Para ello, se realizarán reuniones del equipo técnico de las cuales saldrán los elementos que requieren ser coordinados entre ambas disciplinas.

MOTIVADORA: Desarrollando una educación que fomente la curiosidad, la creatividad y el interés del alumnado por la música contribuyendo a enriquecerle como futuro músico profesional.

ORIENTADORA: En la que se proporcione, tanto al alumno como a las familias, orientación e información sobre su rendimiento en las diversas materias que cursa, así como sobre su posible trayectoria profesional, basándose en sus actitudes y aptitudes.